Just another WordPress.com site

CUIDEMOS EL PLANETA. BUCEAR.

Corazón que no
ve, corazón que no siente. E inversamente si podemos ver el fondo
marino, tomaremos conciencia del daño que ya le hemos infringido.
Bucear es una actividad placentera y que ofrece estupendos
alicientes. Pero debe hacer un curso pues se trata de una actividad
arriesgada en caso de practicarse incorrectamente. Es muy importante
comportarse respetuosamente bajo el agua. Un golpe con la rodilla,
un manotazo o impacto con el manómetro estropeará la vida marina,
sobre todo si estamos en un arrecife coralino.

 

Tenga en
cuenta que las rocas son el hábitat de numerosos animales. Las
burbujas que se quedan aprisionadas bajo una roca del fondo
asfixiará a los organismos que allí vivan. Procure no permanecer
mucho tiempo en el mismo sitio. No retire conchas
u organismos
muertos del fondo pues estos son reciclados por el mar y
reutilizados por otros animales.



El buen buceador sabe mantenerse bien equilibrado bajo el agua y
nunca toca o molesta la vida submarina.
 

 



El agua dulce
es un bien preciado en la mayor parte de la superficie del planeta.
No la desperdicie. Dos de cada tres personas en la tierra viven con
privación de agua potable. 1500 millones de personas ni siquiera
tiene acceso al agua potable, subsistiendo mediante pozos y el
tránsito de garrafas desde lejanos puntos en los que abastecerse.

Una perdida de
un gota a gota significa una pérdida de 4 litros por hora. En una
experiencia real llevada a cabo en una marina se suprimieron
sistemáticamente todas las fugas y se instalaron reductores de
caudal en todos los grifos. El ahorro de agua fue brutal
consumiéndose solo una décima parte del consumo normal!

 

El mar ocupa
2/3 partes de nuestro planeta, y en todos los océanos del mundo hay
del orden de unas 1.000 zonas protegidas de las cuales en realidad
muchas de ellas no tienen ninguna protección efectiva. Si
alcanzáramos a proteger del 10 al 15% del medio marino, podríamos
asegurar la conservación global. Las áreas protegidas se pueblan de
vida en cuanto pasan unos años. Así ha ocurrido por ejemplo en las
islas Medas o en las Hormigas.

Los arrecifes
artificiales permiten que la vida vuelva a poblar nuestros mares,
pero es fundamental que desaparezca la pesca furtiva y sobre todo
las dañinas redes de arrastre que arrasan con todo lo que pillan a
su paso.


Las áreas y zonas consideradas como parque naturales y santuarios
marinos del planeta, representan el 0,5% de la superficie total
ocupada por los mares. En realidad sólo una fracción de este
porcentaje está verdaderamente protegida.

                               info@fondear.com

                               

Anuncios

Una respuesta

  1. Maria Luiza da

    É constrangedor, que o homem preserve só 0,5% da superfície marinha.Nó temos que mudar nosso comprotamento se quisermos ter um planeta sustentável no futuro.

    8 octubre, 2009 en 4:02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s